Mi Primer Discurso.

Posted on diciembre 6, 2007. Filed under: Escritos y Fics | Etiquetas: , , , |

Bueno esto es algo que yo creia por perdido, el discurso que presente con motivo de mi graduación de bachillerato alla por el 2005, para mi promoción de bachillerato. “Bicentenario del Discurso del Monte Sacro”, y puedo decir que es lo mas importante y serio que he escrito hasta los momentos.

Este discurso es En Memoria de mi padre Atilio Quintero, quien fuera profesor de ésta Institución.
Hoy nos hemos reunido en éste día para celebrar junto a nuestros seres queridos el final de un proceso que iniciamos hace once años; durante ese tiempo hemos ido creciendo, madurando y adquiriendo conocimiento que nos permitan afrontar al mundo y durante estos últimos años la U.E. “Francisco Lazo Martí” ha sido nuestro segundo hogar, dentro del cual hemos ido creciendo y madurando como persona tanto a nivel intelectual como moral; siempre guiados por nuestros profesores que tanto dentro como fuera del aula de clases nos brindaron todo su apoyo para que pudiésemos alcanzar nuestras metas.
A pesar de las deficiencias, que son muchas y deben ser corregidas urgentemente, hemos logrado reunir los requisitos necesarios para poder llamarnos Bachilleres de la Republica y estar en condiciones de lograr acceder al Sistema de Educación Superior y posteriormente incorporarnos al aparato productivo nacional a pagar la deuda que tenemos con la nación por brindarnos una educación decente.
Al ingresar a la U.E. “Francisco Lazo Martí” poseía una visión muy tergiversada acerca de la situación de la Institución, ya que la gente lo pintaba como un antro de anarquía, drogas y sexo, donde no existía ningún respeto hacía los profesores y éstos eran indiferentes a su compromiso docente, que siempre faltaban a clases y no les importaba la situación de sus pupilos. Más tarde descubrí que la mayoría de esos comentarios eran producto de la ignorancia de personas ajenas a ésta Institución, que desde hace más de 75 años ha acunado a los más renombrados apureños, en las áreas tanto científicas como humanísticas.
En estos años he aprendido muchas cosas no sólo en el ámbito académico sino también importantes lecciones de vida, algunas de la manera más difícil. He aprendido que nadie es más inteligente que nadie o que existan personas brutas o “tapadas”, sino gente que se ocupa de sus estudios, que intenta labrarse un futuro o gente que sólo busca el mejor lugar para copiarse; que amistad y estudio no necesariamente van de la mano, que a veces vale mas un “no” que un “si”; que uno no puede sólo con ésta carga y necesita el apoyo de los padres, no sólo a la hora de ir a la Dirección o reclamar una calificación ante el profesor, sino a la hora de incentivarnos a que nos esforcemos al máximo en el estudio y que a veces una decisión inconciente “una prueba de amor” o “una muestra de hombría” pueden acabar con nuestros proyectos e ilusiones.
Dentro de unos 17 días se cumplirá el Bicentenario del Juramento de nuestro Libertador Simón Bolívar sobre el Monte Sacro, donde ante la ciudad de Roma, capital de uno de los imperios más grandes erigidos sobre la tierra, Bolívar juró – cito – “que no daré descanso a mi brazo, ni reposo a mi alma hasta que haya roto las cadenas que nos oprimen por voluntad del poder español”, iniciando una sangrienta guerra de más de doce años en busca de nuestra independencia de España. ¿Qué cual es la relación entre ésta fecha y el asunto que nos ocupa? Que hace 200 años un joven mantuano decidió renunciar a sus riquezas para luchar por la libertad de su patria, muriendo en la más deprimente miseria y soledad por un sueño. Y ahora nosotros tenemos la responsabilidad de seguir su legado, no con las armas, sino con nuestro trabajo de seguir luchando para lograr cumplir con ese sueño que el joven Simón Bolívar tuvo hace 200 años de una patria libre, pacífica, que sepa aprovechar sus riquezas y con una sociedad en la que exista justicia e igualdad sin distingos de raza, sexo, religión o tendencia política.
Pero Bolívar no hubiera podido llegar a esa determinación de salvar al país de las garras del yugo español, sino hubiese sido por la actuación de sus maestros, especialmente Simón Rodríguez, que le inculcó los ideales revolucionarios, así como el pensamiento de grandes filósofos de la ilustración como Hobbes, Montesquieu, Rousseau y Voltaire. De igual manera ninguno de nosotros habría llegado a donde estamos, sin el apoyo y la orientación de nuestros profesores, que día a día se esforzaron para brindarnos una educación decente y que nos dieron su ayuda incondicional en los momentos difíciles y se convirtieron en un modelo a imitar por todos nosotros. A ellos gracias, muchas gracias por ayudarnos a convertirnos en lo que ahora somos, Bachilleres de la Republica.
Así que compañeros ha llegado el momento de actuar, Venezuela nos necesita, clama a gritos nuestra presencia, porque ya es la hora de convertirnos en redentores de ésta patria y sacar al país del estancamiento en que se encuentra y tengo plena seguridad que ninguno de ustedes desatenderá éste llamado, así como estoy seguro que de aquí saldrán esos Catones, esos Vespastanos, Virgilios, Cicerones, Trajanos y Lucrecios que salvarán al país.
Aunque el hecho de ser llamados Bachilleres no significa que nuestra misión éste completa, al contrario sólo hemos llegado a la mitad del camino y un sinfín de retos y desafíos nos aguardan en el horizonte, pero con compromiso y perseverancia podemos lograr cualquier meta que nos propongamos.
Para ir cerrando, mis respetados condiscípulos, en éste glorioso día no sólo celebramos el hecho de convertirnos en Bachilleres, sino que iniciamos una nueva etapa en la que debemos comprometernos a construir esa Venezuela que nosotros queremos, no por el hecho de poder vivir mejor o alcanzar cierta fama o reconocimiento, sino que ese será el país que nosotros le entregaremos a nuestros hijos, para que ellos puedan crecer y desarrollarse felizmente.
Muchas gracias.
San Fernando de Apure, 27 de julio de 2005.

En mi casa tengo el video del discurso pero en realidad no me gusto, ya que no tengo voz de orador (se me van mucho los gallos) , peor bueno lo hice yo solo con mucho esfuerzo y dedicación y me dijeron que fue el segundo mejor discurso de todo el acto. Por cierto esta como que es la versión corta yo recordaba que era mas largo. Y al final dure 5 minutos en la tarima (me temblaban las piernas como no tienen idea).

Nos leemos.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Una respuesta to “Mi Primer Discurso.”

RSS Feed for La Electrosfera Comments RSS Feed

Sargento diste un discurso cuando te graduaste? Berro me sorprendes. Bueno si cuando uno se gradua del liceo es como pasar una pagina, un capítulo que se termina pero uno recuerda con mucho aprecio. Bueno el liceo en donde me gradue era uno de los mas sanos en Maracay pero de repente muchos comentan que se perdió, pero aun asi cuando paso por la zona en donde su ubica el mismo me entra la nostalgia.


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: