Ouroboros vs The Shield 3° parte

Posted on febrero 11, 2008. Filed under: Escritos y Fics | Etiquetas: , |

3º Parte: Fantasmas del Pasados.
-¡¡¿¿TU??!! ¡No puede ser! ¡Es imposible!- de repente palidecí, era como si hubiera visto un fantasma, no era un fantasma, un fantasma que había vuelto de las profundidad del mismo infierno.
-Hace mucho tiempo, que no te veía mi estimado compañero- dice con voz fría.
-Mente…-solo atiné a decirte- ha pasado mucho tiempo, men.
-No tu amigo, Víctor murió hace 8 años, en la isla de la reina muerte. Ahora soy el Agente Escobar.-contesta fríamente.
8 años, hace 8 años en ese caño si los recuerdos volvieran más nítidamente que nunca, de un terrible pasado que creí enterrado en las profundidades del olvido.
Todo eso fue hace tanto tiempo, parecía que pertenecía a un pasado remoto… otra vida, que ni siquiera no se parecía que fuera mía. Mente, velocirraptor o simplemente Víctor.
Desde el pre-escolar conocí a ese hombre que ahora veía cara a cara completamente transformado. Muchos recuerdos buenos y malos quedan de nuestra amistad, pero el destino al final se encargó de marchitar esa amistad.
Una tarde soleada, buscando unos libros en los anaqueles de una desgastada Biblioteca Pública, encontramos unos rollos que cambiaron para siempre nuestra existencia. En ellos estaban contenidos los preceptos y enseñanzas de la sabiduría Jedi. Quizás habían sido dejados por un caballero Jedi durante una misión en nuestra tierra natal, o simplemente había sido donado por un particular, jamás lo llegamos a saber. En esos rollos conocimos La Fuerza y todo su gran poder que mueve al universo y como controlarla, hablaba sobre la historia de los Jedi y su noble misión.
No tardo mucho tiempo hasta que decidimos someternos aun riguroso entrenamiento para poder canalizar la fuerza y convertirnos nosotros también en auténticos caballeros Jedi y traer paz a nuestro hogar. Habíamos leído que sólo gente con un don especial podría convertirse en un caballero pero nosotros no nos desalentamos y dimos todo lo que teníamos.
Con el paso de los años mejoramos nuestras habilidades moldeando chakra y pudimos manipular a voluntad grandes objetos, influenciar en las mentes de las personas. Y tras largos años de entrenamiento logramos nuestro mas anhelado sueño pudimos fabricar nuestros propios sable de luz, el arma de todo caballero Jedi ¡Ya nos sentíamos unos verdaderos caballeros!
Pero después sucedió la tragedia, los rollos hablaban acerca del poder de la Fuerza y su potencial para traer la luz a toda la galaxia, pero no mencionaban su otra cara más perversa: el Lado Oscuro. Víctor y yo éramos de diferente carácter pero nos complementábamos perfectamente, el era el más impulsivo y con grandes destrezas para el combate. En cambio yo era lo contrario mas pasivo y me gustaba tratar de dominar los secretos de la fuerza. Pero un día nos tocó separarnos juramos no perder el contacto y que nos veríamos cuando se pudiera. Pero con el paso del tiempo el contacto se fue perdiendo y entable más amistades y seguí con mi entrenamiento. Tiempo después sentía una terrible angustia que no me dejaba dormir en paz, era un mal presentimiento que no me podía sacar de la cabeza.
Unos días después recibí una misteriosa llamada, la mente que me citaba a la “Isla de la Reina Muerte” un caño que estaba a 20 minutos de Puerto Nutrias vía Arichuna, me pareció extraño pero lo más raro es que me pidió que llevará mi sable de luz, me decidí por ir.
La isla de la reina Muerte era un campo muy amplio y agreste, solo unas pocas hierbas resecas se alzaban sobre el suelo Arenoso, y un calor de los mil demonios azotaba sin piedad a ese triste paraje, cuando llegue ya el tenía tiempo esperándome.
– Llegas tarde como siempre, amigo mió- me saludo cordialmente.
-Mas vale tarde que nunca men, hace tiempo que no te veía se ve que has cambiado mucho- conteste
-Ni te imaginas…-dijo con una voz viperina que jamás le había oído.
-Bueno tú dirás ¿que hacemos aquí? ¿y por que me pediste que trajera mi sable de luz?
-Aibo, durante generaciones incontables los Jedis se han dedicado a proteger la paz y la armonía de la galaxia…
-Muy cierto-le interrumpo.
-Ok, pero que pasaría si te dijera que podemos cambiar las cosas y en vez de ser los sirvientes, nos convertimos en los amos de este lugar.
-¿Que? No ya va loco ¿acaso me propones que conquistemos este lugar con la fuerza?
-Solo digo, que usemos nuestro don para enderezar este mundo y gobernarlo con justicia-comenta con tono idealista.
-¿Y si alguien se opone?-pregunto
-Entonces lo convenceremos, sino lo eliminares, claro esta.
-Esas no son palabras de un Jedi, nosotros estamos para proteger la paz y defender la justicia, no para usar nuestro poder para gobernar sobre los demás-contesto seriamente.
-Sabía que reaccionarías así, solo te traje para darte una última oportunidad de unirte a mí.
-¿Para eso el lightsaber?-pregunto
-Correcto, jamás te dejaría morir desarmado. Sabes que eres un gran amigo, aibo.
-Pues te diré algo, una vez tuve un buen amigo pero ese tipo murió hace tiempo-digo mientras desenvaino mi sable.
-Vaya, hieres mi sentimientos aibo-dice mientras desenvaina su sable- Aunque no debería esperar menos de ti, siempre has sido un tonto idealista.
Y así comenzó el Singular Combate de Caballeros en Reina Muerte. El comenzó su ataque con una embestida que me hizo retroceder. A duras pena podía contener sus ataques, en ese momento fue la primera vez que pensé seriamente en poder morir. El siempre me increpaba, con palabras como:
-¿Acaso este es tu poder? No me hagas reír. Jamás podrás vencerme.
-Nunca subestimes el poder de un Jedi- le respondí si no lo pagaras muy caro.
A pesar de su ventaja, el combate estaba parejo ya que nuestros poderes eran muy similares, si la pelea seguía ese ritmo pasarían mil días hasta que alguien se pudiera alzar victorioso sobre su oponente. Los sables rugían y el polvo se levantaba a nuestros pasos.
-Sabes que nunca me podrás vencer aibo-gritaba algo jadeante por la duraza del combate- Tú con tus poderes jamás podrás pensar en derrotarme, será mejor que aceptes tu destino y mueras de manera rápida.
-Tengo prohibido perder, por mi condición de caballero jedi, no dejaré que tú acabes con esta maravillosa tierra donde nacimos y a la que estoy dispuesto a sacrificarme por ella- le respondí visiblemente mas cansado que él, debía hacer algo rápido sino las consecuencias para mí serían fatales.
-Tonto, eres un simple estupido que no puede mirar más allá de esta tierra polvorienta y de esos rollos. Este mundo pertenece a gente que tiene poder, el poder es lo único capaz de cambiar nuestras vidas y conseguir nuestros anhelos.
Después de esto adopto una postura extraña, un pies detrás del otro, con los brazos detrás del hombro y apuntándome directamente con su espada.
-Ahora morirás-susurro y de repente me fije que su rostro se había deformado sus ojos ahora estaban inyectados de sangre con una mirada que le helaba la sangre a cualquiera y su cuerpo estaba cubierto de manchas negras con estilos geométricos.
-¿Por la Princesa Leila, que demonios te ha pasado?-alcance a preguntar.
-Ahora te demostrare el poder del lado oscuro-
Y se abalanzó sobre mí con una ataque que casi no alcance ver. Y aunque lo logre esquivar dejo una herida de mediana profundidad en mi pecho, la sangre manaba rápidamente de mi cuerpo, y sentía como mi chakra también disminuía constantemente. Era hora de tomar medidas drásticas o de lo contrario moriría hay mismo.
Eres muy bueno men, pero ahora te demostrare el poder de un verdadero Jedi.
Y rápidamente hago un jutsu para utilizar las magias Aura y me adopto la postura para mi ataque definitivo… El límite.
-Ahora muere ******* SUNMUN!!!!- y antes de que tuviera tiempo de reaccionar lo ataque con un combo desde varias direcciones hasta elevarlo varios metros del suelo y me puse a cargar el estacazo final, y ya punto de caer mi abalance sobre él y le descargue mi mandoble final.
-Con ese ataque todo mi chakra y apenas podía mantenerme en pie, a varios metros de distancia podía ver su cuerpo inmóvil a varios metros de distancia, lamente que las cosas hayan pasado así y desde lo más profundo de mi alma oré para que su alma consiga la salvación eterna.
Pero ya las cosas habían cambiado y tenia frente a mí, a ese hombre que creí muerto hace tanto tiempo.
-Será mejor que te apartes de mí camino, tengo asuntos que resolver y no permitiré que ni tú ni nadie se interponga en mi camino.
-He estado esperando 8 largos años por este momento, he soñado miles de veces con esta situación, ahora que te tengo frente a frente por fin ha llegado el momento de mi venganza y no permitiré que nadie me arruine este momento- contesta lentamente mientras desenvaina su lightsaber de color rojo intenso y se despoja de su capucha.
Su rostro ya no esbozaba aquella cara redonda y bonachona de antes, su rostro estaba lleno de cicatrices y se veía como si hubiera estado envejeciendo más rápido que lo normal. Pero sin embargo, esos ojos llenos de ira y las manchas alrededor de su cara seguían hay.
-Has cambiado mucho men, tu rostro esta casi irreconocible… y veo también que has cambiado tu sable, debo decir que me gustaba más el azul.
-Tu sin embargo, no has cambiado en nada pareces el mismo tonto de siempre con esa cara de pendejo y tus lentes de pasta.
-Hay muchos tipos de cambio y ahora te mostraré cuanto he crecido- respondo mientras que adopto mi postura de combate.
-Bien responde-mientras imita mis pasos- el verdadero combate comienza ahora.
Continuará

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Una respuesta to “Ouroboros vs The Shield 3° parte”

RSS Feed for La Electrosfera Comments RSS Feed

jaja muy buena tu historia,esperare las otras partes,saludos a jose,dile q revise su blog q le deje un comentario muy interesante,nos vemos en la via o en el nucleo jaja


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: