El Yamato: Lo que pudo ser y no fue (1ª parte)

Posted on marzo 9, 2008. Filed under: Temas Militares | Etiquetas: , , , |

Ficha Resumen:

Nacionalidad: Japón
Fecha: 1937
Dotación: 2500 tripulantes
Dimensiones: 263m. eslora; 36,9m. manga; 10,3m. calado
Peso: 71.110 toneladas
Autonomía: 13.340Km a 16 nudos
Motor: De turbina, 4 hélices
Blindaje: 408 mm. de grosor en el casco; entre 200 y 231 mm. en cubierta; 546 mm. en barbetas; de 193 a 650 mm. en torres principales
Velocidad: 27 nudos (50 km/h)
Armamento: 9 cañones de 460 mm.; 12 de 155 mm. y 12 de 127 mm.

En 1934 se comenzó el diseño del acorazado Yamato 大和. Este barco llegaría a ser el mayor buque de guerra de la historia (263 metros de largo y un desplazamiento de 72.800 toneladas a 27,46 nudos). Sólo el trasatlántico Queen Mary le superaba en toneladas desplazadas. Como curiosidad indicar que el primer diseño preveía un tamaño de 294 metros, pero la Marina Japonesa siempre apostó por la velocidad y no deseaban que tuviera menos de 27 nudos.

Su construcción fue llevada a cabo con el mayor secreto, cubriendo el dique seco con un entramado que impedía la visión desde el exterior. Diferentes partidas económicas fueron desviadas a su construcción para llamar lo menos posible la atención sobre el enorme gasto y materiales necesarios, incluso se ocultó el auténtico calibre de sus cañones de un modo tan efectivo que hasta después de la guerra fue un secreto sólo conocido por la Armada Imperial Japonesa

Características del casco
Una de las características más notables del casco del Yamato era que su cociente de desplazamiento/longitud era grande, y su cociente de velocidad/longitud era pequeño, comparado con otros acorazados. Mientras que estos cocientes para el Nagato eran 98,14 y 1,001 respectivamente, con respecto a 101 y a 0,852 para el acorazado Nelson de la Marina Real Inglesa, los del acorazado japonés eran 112,2 y 0,94 respectivamente. Por otra parte su coeficiente del bloque era 0,612, quizás la cifra más elevada entre todos los acorazados en el mundo.


Cómo reducir la resistencia del casco y aumentar la eficacia propulsiva eran el problema siguiente que los diseñadores se esforzaron solucionar. Las pruebas fueron conducidas con los varios modelos de casco en el estanque de modelos experimentales en Tokio. Este estanque era el más grande de Japón, teniendo una longitud de 60 metros, 30 de ancho y 14 de profundidad. Estos experimentos cuidadosos y muy largos, condujeron a la adopción de un arco con base de bulbo gigantesco. Con un tamaño que pocos ingenieros navales habían soñado en su vida. El resultado era único; la reducción de la resistencia del casco por el uso de este arco con forma bulbosa alcanzó 8,2% a una velocidad de 27 nudos. Mejorando la guarnición de en los soportes del eje y las quillas se consiguió una nueva mejora. Representado en términos de caballos de fuerza eficaces, se produjo un ahorro del 1.900 ehp y 475 respectivamente. En los ensayos a toda máquina con las 69.500 toneladas Yamato, accionado por 153.553 shp se consiguió 27,46 nudos. La eficacia propulsiva a su velocidad estándar de 18 nudos demostradon ser 58,7%. Tal eficacia fue obtenida por solamente algunos barcos de la marina japonesa. Otra característica importante era el uso extenso de uniones solapadas en el casco. El método de reduccion de fricción se probó muy eficaz cuando la nave fue terminada.

Maniobrabilidad
La capacidad que giro del Yamato era excelente. Su diámetro táctico, cuando se giraba con un ángulo máximo del timón de 36 grados a una velocidad de 26 nudos era de 1.600 metros. Estos valores eran consideradas superiores cuando se comparadas a otros acorazados. El Yamato tenía dos timones, el principal y auxiliar, en vez del sistema del timón gemelo de los buques de guerra ordinarios. Fue planeado originalmente para instalar dos timones, uno en la parte delantera y otro a popa, en la vista del lo acontecido al acorazado alemán Bismarck que perdió su capacidad de la maniobrabilidad debido al daño a sus timones. Pero el diseño fue cambiado más adelante para instalar el timón auxiliar 35 metros delante del principal. En sus funcionamientos de ensayo fue descubierto que el timón auxiliar por si sólo no podía parar el ímpetu de una vuelta una vez que se había comenzado.
Estabilidad Y comportamiento en condiciones de dañado
Comparado con otros acorazados japoneses, el Yamato fue bien diseñado para que pudiera sobrevivir a pesar de estar gravemente dañado. Esto se demostró durante las horas de agonía del Yamato y el Musashi antes de ser hundidos. Su flotabilidad de reserva alcanzó 54.450 toneladas que comparadas a las 29.292 toneladas del Nagato dan buena prueba de su bonanza. El Yamato fue diseñado para mantener estabilidad hasta escorara por encima de los 20 grados.

Armadura
El Yamato era indudablemente la construcción de guerra más protegida a nivel de armadura. Sus piezas vitales fueron protegidas lateralmente por las placas de armadura endurecidas Vickers de 51 cm de grosos, las únicas capaces de soportar la fuerza de un proyectil de 41 cm. Sus placas de la cubierta de 21 cm se podían penetrar solamente por una bomba perforante de blindaje de 1 tonelada lanzada a una altura de 3000 metros o más. Incluso la parte de las cubiertas más exteriores y en popa la parte vital fue protegida por CNC de 5 cm a 14 cm, el último suficiente para rechazar una bomba de 250 kilos lanzada desde un bombardero en picado.
Los sistemas anti inundación y de bombeo de agua
Los sistemas de inundación y de bombeo del Yamato fueron diseñados para satisfacer los requisitos siguientes: 1) la escora y el ajuste que del primer impacto de torpedo se podrían rectificar hasta en 4 grados de inclinación y 2 metros de diferencia entre popa y proa en un tiempo de 5 minutos a partir de la activación del control de daños. 2) la escora y el ajuste de un segundo impacto de torpedo podrían ser controlados en 30 minutos por los tanques de control de inundación del lado opuesto. El Yamato se podría también escorar como máximo 13,8 grados y otros 4,5 grados cambiando la distribución de combustible. Con este sistema el Yamato podría mover 18,3 grados la línea de quilla.

Armamento
El armamento principal del Yamato lo componían los cañones de 41,6cm de calibre montados en 3 series de 3 cañones. Este fue el primero diseño de este tipo en la Marina Japonesa. Se inspiraron en los cañones de la clase Mogami. Las torretas una y dos se montaron en la parte delantera y la tercera en la parte posterior. Esta distribución del armamento principal (con la segunda torreta a mayor altura que la primera) se decidió tras varios estudios, intentando maximizar la puntería y reduciendo el peso de la protección.
Se preveían los demoledores efectos del disparo de las armas principales. Al disparar los cañones principales se producía una deflagración y cortina de fuego de dimensiones colosales. Esto se refleja en la presión que el casco tiene que soportar. Evidentemente ninguna persona podía estar cerca cuando se disparaban estos cañones de tal calibre. Se hicieron pruebas con cerdos y los cuerpos fueron literalmente desintegrados. Estamos hablando de 35 kg./cm2. Esto significó que nada en la cubierta estaba seguro cuando el Yamato disparaba. Las baterías antiaéreas podían disparar por estar protegidas especialmente. Los ventiladores de la cubierta del tiempo fueron reducidos a un mínimo e instalados en lugares donde la onda expansiva de la deflagración hiciera el menor daño posible. La necesidad de proteger los cañones antiaéreos para que se usaran al mismo tiempo que se disparaban los cañones principales redujo en gran medida la efectividad de las baterías antiaéreas.


Por otra parte su cubierta rasante del Yamato permitía bajar la altura de esas torretas considerablemente, así contribuyendo a la estabilidad total. Para el armamento secundario, la marina japonesa decidió montar cuatro torretas triples de 14cm. Estas torretas habían sido montadas a bordo de los cruceros ligeros de la clase de Mogami y se eliminaron de estos cuando aumentaron el calibre de los cañones. El uso de este armamento secundario fue un defecto importante, debido a que la protección que tenían era de propia de un crucero ligero, no de un acorazado. Posteriormente se eliminaron dos de estas para añadir más protección antiaérea. El armamento básico antiaéreo del Yamato consistió en seis de dos cañones de 127mm, tres en cada lado. Ocho ametralladoras triples de 25mm, cuatro en cada lado y dos de 13mm. Este poder antiaéreo se aumentó considerablemente durante su vida activa.
Al igual que la mayoría de los buques de guerra japoneses, el Yamato y el Musashi fueron tenían un tipo de munición incendiaria antiaérea conocida comúnmente por “San Shiki” (la colmena). Era una bala de más de una tonelada con 900 tubos incendiarios y 600 bolas de de acero. Se usaba un detonador interno para fijar la distancia a la que detonaría creando una cortina de acero y fuego. Generalmente se usaba a 1 kilómetro y con un cono de apertura de 20 grados. Al producirse la activación de la munición se llegaba a crear una temperatura de 3.000 grados centígrados y una llama de 5 metros. La idea subyacente de esta munición era cortar el paso a las maniobras de aproximación aérea. Lamentablemente esta munición se demostró inútil y hizo más daño a propio barco que a los aviones que lo atacaban.. Por ejemplo, el Musashi inhabilitó uno de sus cañones principales al disparar por primera vez esta munición.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

4 comentarios to “El Yamato: Lo que pudo ser y no fue (1ª parte)”

RSS Feed for La Electrosfera Comments RSS Feed

Excelente articulo sargent. El Yamato creo que despues de los zero, es una las armas creadas por los japoneses durante la 2da guerra que jamas seran olvidadas. Incluso hay una historia llamada Uchun senkan yamato, del mismo creador de Cap Harlcok, el cual el Yamato es llamado de nuevo a la guerra, pero en esta ocasion en pro de toda la humanidad.

Fue un excelente acorazado ,con un poder de fuego terrible frente a la flota americana, la deficiencia era que no disponian de radar, los almirantes japonesen fuerón demasiados cautelosos en su uso estrategico, así mismo el uso de la tecnologia del radar les impidio medir fuerzas de a par a par con los americanos, y lograr un mejor afino de dirección de tiro frente a los portaaviones americanos, acorazdos y cruceros pesados americanos.

Soy gran admirador e Japon y del Yamato… (aca entre nos me ubiera gustado que ganaran la gran guerra)…lastima de sus ametralladoras triples antiaereas no eran muy eficientes vribraban mucho impidiendo la punteria precisa y de su deficiente recarga de municion ya que cuando se agotaba uno de los tambores las otras dos no podian deguir disparando lo que supongo que alentaba la cadencia de fuego. supongo que nunca pensaron en un ataque en picado los ingenieros constructores o no lo creyeron posible por que no se blindo suficientemente la cubierta (donde entraron las bombas). en fin cosas que suceden en la guerra. saludos

En mi opinión en la SGM fue donde la aviación gano gran importancia como elemento que puede cambiar el transcurso de una guerra, fue notable la actuación de los aviones americanos que ayudaron a destruir la mayor parte de la Flota Imperial Japonesa que era de las mejor equipadas en ese entonces


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: