El Yamato: Lo que pudo ser y no fue (3ª parte) Final

Posted on marzo 28, 2008. Filed under: Temas Militares | Etiquetas: , , , |

La batalla del golfo de Samar comenzó aquí. El Yamato abrió fuego a las 0558 horas con sus cañones principales en su primer contrato con una flota enemiga. En 0610 le indicaron que había cañoneado al escolta de portaaviones Bahía de Gambier. Disparó un total de 104 salvas sus cañones de 450mm (antes de que tuviera que interrumpirlos disparos para evadir torpedos), entonces se detectaron trayectorias de torpedos y se suponía que impactarían a 100 grados de la cara de estribor, por eso dieron la vuelta, después otro giro evasivo. Esta efectividad saco al Yamato del combate gracias al comandante Kurita que estaba en él.
El escolta de portaaviones Bahía de Gambier, dos destructores y un escolta de destructor fueron hundidos por el ataque japonés. Tres cruceros japoneses fueron dañados gravemente y las otras naves sufrieron daño por bomba o torpedo de los aviones de los portaaviones ligeros. El Yamato salió indemne de este ataque.
A pesar de la desesperada lucha y de mostrar el deseo combativo del almirante Kurita, él mismo dio la orden de retirada. Perdiendo una excelente oportunidad de dañar seriamente la flota de invasión. El Yamato y las fuerzas japonesas restantes se retiraron a la bahía de Brunei en Borneo. Porque Borneo estaba bajo ataque casi constante del aire, las naves se dirigieron todo a la izquierda y desde allí hacia Japón. El Yamato se fue escoltado por los destructores el 16 noviembre de 1944 y llegado al mar interior de Japón el 23 de noviembre de 1944.
Su armamento antiaéreo fue de nuevo aumentado por la adición de 35 ametralladoras de 25mm (23 de un cañón y 12 de dos).
Cuando el aterrizaje aliado en Okinawa ocasionó contraataques kamikaze de las fuerzas aéreas japonesas en abril de 1945, el Yamato fue repentinamente asignado a una muy inusual misión de nombre clave Ten-Go.

Puesto que las fuerzas aéreas japonesas lanzaban todo lo que tenían, incluso empleando métodos suicidas en la zona Okinawa, la fuerza marítima sería utilizada del mismo modo, sin importar el resultado.
Llenaron a la media capacidad los depósitos de combustible con casi todo el combustible que quedaba y prepararon el Yamato para la tarde del 6 de abril de 1945. El Yamato fue escoltado por los el crucero Yahagi y los destructores Isokaze, hamacase, Asashimo, Kasumi, Hatsushimo, Fuyuzuki, Suzutsuki y Yukikaze.
Dejaron en tierra a todo el personal enfermo y de entrenamiento. Posteriormente emprendieron camino desde Tokuyama a las 1600 horas hacia Okinawa. A las 0400 horas la mañana próxima estaban ya en el sureste pacífico, al norte de Kyushu. A las 0900 horas el Asashimo señaló que tenía problemas en el motor. La fuerza se compuso en formación circular alrededor de Yamato. La fuerza de Ten-Go dio vuelta al sureste a las 1115 horas y se descubrió un planeador americano 15 minutos más adelante.

Su salida fue inmediatamente percibida por los submarinos estadounidenses USS Threadfin (SS-410) y USS Hackleback (SS-295). Hacia el mediodía, 386 aviones (180 cazas, 75 bombarderos en picado y 131 torpederos) fueron enviados a interceptarlo cuando aún faltaban 200 kilómetros para alcanzar Okinawa.

Los planeadores japoneses entonces fueron mandados de vuelta a Kyushu. Pronto se recibió un informe de hasta 250 aviones que se dirigían hacia el Yamato. A las 1220 horas, el Yamato señaló que había detectado aviones a 33 kilómetros de distancia, momentos antes de que comenzará una pequeña tormenta. Cuando la tormenta pasó llego la autentica tempestad de fuego.
A las 1252 todas las naves abrieron fuego e incluso el Yamato uso su revolucionaria arma que se unía a sus grandes cañones. Un nuevo tipo de munición que creaba una cortina de fuego y que se lanzarían contra los aviones. La flota estaba solo a 285 kilómetros de Kyushu y ahora no había esperanza de alcanzar Okinawa. El crucero ligero Yahagi era la primera nave hundida después de intentar atraer a todos los aviones hacia si mismo para proteger al Yamato. Las bombas lo golpearon así como varios torpedos, se hundió rápidamente. Los destructores también fueron atacados incesantemente.

El Hamakase fue hundido primero y después el Isokaze. El resto fue gravemente dañado pero cinco de ellos volvieron a Sasebo llevando a los heridos. Las bombas que golpearon al Yamato comenzaron a las 1240 horas. 10 minutos después un torpedo le golpeó a babor. Encajó 8 torpedos más en babor y dos en estribor, con lo que se escoró a la derecha. A las 1405 apenas podía maniobrar y comenzó a escorarse. A las 1417 un torpedo impacto cuando se escoraba 20 grados así que no se pudo evitar que el buque escorar por completo.

El Yamato usó su sistema de contrainundación para adrizar el navío, pero la concentración de impactos de torpedo en su banda de babor abriera boquetes en su casco e hizo que el buque fuera escorando lentamente hacia la izquierda, sin que sus mecanismos de compensación consiguiesen enderezarlo. Hubo un instante en que el gigantesco navío alcanzó una escora de 45°, tras lo que zozobró, detonando los pañoles de munición de la torreta número 2, partiendo literalmente en dos la nave a causa de la enorme explosión.Su compartimento de munición estalló a las 1435 produciendo una nube enorme del humo semejante a el “hongo” atómico (se dijo que se vio desde Japón). Sus pérdidas materiales eran astronómicas y tres cuartas partes de su equipo había muerto. Recibió 12 torpedos y casi 10 bombas pesadas.

Murieron 2.475 miembros de su tripulación, incluyendo a su capitán, el contraalmirante Kosaku Ariga. 269 marinos fueron rescatados por los 4 destructores (Yukikaze, Hatsushimo, Fuyutsuki y Suzutsuki) supervivientes de la flota.

Los restos yacen a unos 300 metros de profundidad, y han sido explorados en 1985 y 1999. El casco está partido en dos mitades, con la línea de ruptura justo detrás de la primera torreta. La parte proel, de unos 80 metros, descansa sobre su base, ligeramente inclinada a estribor, pero la de popa está invertida. Se aprecia perfectamente que de sus cuatro hélices, la externa de estribor está ausente, junto a todo su eje.

Ambas partes están rodeadas de restos metálicos, parte del puente, torretas antiaéreas y las torretas principales, que se desprendieron al zozobrar el barco.

Fuentes: Wikipedia, El Superacorazado Yamato

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: